Imprimir
PDF

alt

El presidente de ADR Saja Nansa dió una charla ayer sobre desarrollo rural a los futuros técnicos en desarrollo procedentes de Dordoña y Las Landas que se encuentran estos días visitando nuestra región en un viaje de transferencia de conocimientos. Hoy visitarán el centro de Interpretación Saja Besaya. Durante estos días también han podido empaparse de conocimientos en el sector en las visitas a la neocueva, Puente Viesgo o Muñorodero.

El viaje se inscribe dentro del protocolo de colaboración que los gobiernos de Cantabria y Dordoña tienen firmados para la implementación, promoción y mejora de su estrategia en desarrollo rural. Saja Nansa ya forma parte de la Asociación Internacional Caminos de Arte Rupestre (CARP) apostando decididamente por el arte rupestre prehistórico como elemento clave de nuestro desarrollo rural.

Cantabria y Dordoña tienen "una historia común" que viene de lejos cuando el descubrimiento de Lascoux a principios del siglo pasado sirvió para autentificar Altamira, gracias a los trabajos que el Abate Breuil, entre otros, realizó en ambas cavidades.

 

Itinerarios Culturales Europeos

La Red Cántabra de Desarrollo Rural preside el Itinerario Cultural del Consejo de Europa Caminos de Arte Rupestre Prehistórico, el cual impulsa la cooperación transnacional en la gestión turístico-cultural de este patrimonio universal. En el mismo itinerario trabajan también el Gobierno de Cantabria y los grupos de desarrollo rural de las comarcas que albergan las principales manifestaciones rupestres de Cantabria: Asociación de Desarrollo Territorial Campoo Los Valles, la Asociación de Desarrollo Rural Saja Nansa y la Asociación para el Desarrollo de los Valles Pasiegos.

El Itinerario Cultural del Consejo de Europa 'Caminos de Arte Rupestre Prehistórico' aglutina a más de 120 destinos rupestres abiertos al público y a una veintena de instituciones públicas y privadas de 6 países europeos. Cantabria, todo un referente mundial en el campo del Arte Rupestre aporta a este itinerario europeo un total de 10 destinos, incluyendo el Museo de Altamira, el Museo de Prehistoria y Arqueología Cantabria la Cueva de Sopeña-Salitre II y hasta 7 cuevas incluidas en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco entre las que se encuentra la cueva de Chufín en Rionansa.

Por su parte, Dordoña es el otro gran referente prehistórico europeo, siendo la región más importante del mundo para el conocimiento del Paleolítico Superior, albergando más de un centenar de grandes yacimientos entre los que destaca la cueva de Lascaux y el conjunto de cuevas de la localidad de Les Eyzies de Tayac. Tanto Lascaux como Altamira son los dos grandes iconos del arte rupestre prehistórico mundial.